Sostre de vidre pati interior de - l'Ajuntament d'Alaior Sostre de vidre pati interior de - l'Ajuntament d'Alaior  
 

Nuevo espacio en la Residencia Geriátrica con cargo al legado Reurer Maurelo

Nuevo espacio en la Residencia Geriátrica con cargo al legado Reurer MaureloEste nuevo espacio surge de cubrir una terraza exterior de aproximadamente unos 50 metros cuadrados, lo que constituye una significativa ampliación de las salas de estar en las que los residentes pasan la mayor parte del tiempo durante el día.
La sala ha quedado equipada con mobiliario, electrificada y dotada con aire acondicionado de modo que tendrá utilidad en invierno como en verano.
La inversión se ha hecho con cargo a la bolsa económica de la que ha dispuesto el Ayuntamiento para cumplir las últimas voluntades del matrimonio conformado por Juan Reurer Camps y Elvira Maurelo. Al fallecer esta última, viuda del industrial alaiorense, el Ayuntamiento aceptó en herencia una cantidad total de 60.000 euros que, de acuerdo con la voluntad de los testadores, debía invertirse en beneficio de personas mayores y vulnerables.

Con ese mismo objetivo de mejora de la prestación y condiciones de vida, con anterioridad se invirtió también en la adquisición de tres grúas geriátricas mecánicas para facilitar las operaciones de cambio postural de los internos.
La nueva sala polivalente llevará el nombre de Juan Reurer Camps, que es quien decidió el destino de los fondos.
El matrimonio Reurer Maurelo había previsto en vida legar parte de su patrimonio a beneficio del antiguo Hospital Municipal de Alaior con el propósito de ayudar a paliar la situación en que pudieran hallarse personas de edad económicamente desvalidas, precisamente en el momento de la vida en que falla la salud.

La herencia procede de Bilbao, ciudad en la que se estableció el industrial Juan Reurer Camps, natural de Alaior, una vez finalizada la Guerra Civil. Juan Reurer fundó una próspera empresa dedicada a la fabricación de cocinas y lavadoras, conocidas bajo la marca TER, que fueron un modelo y símbolo de prosperidad en la España de la posguerra, un negocio, en definitiva, que le permitió reunir una pequeña fortuna.
Tras el fallecimiento de Juan Reurer en el año 1989, su esposa Elvira Maurelo quedó como heredera universal y usufructuaria de los bienes del matrimonio si bien su difunto marido había expresado el deseo de destinar una parte de su fortuna a los fines ya descritos, tales eran sus convicciones de solidaridad y de consideración hacia su localidad natal. Se ha dado así cumplimiento al deseo de ambos cónyuges.
La herencia se hizo efectiva en un mandato en el que uno de los concejales del equipo de gobierno, Arturo Pons Reurer, familiar directo de la difunta, en calidad de sobrino.
A propuesta de la familia, el notario encargado de velar por el estricto cumplimiento de la voluntad de la finada, no encontró inconveniente ninguno en que el fondo económico recayera directamente en el Ayuntamiento, titular de aquella institución, el antiguo hospital, hoy desaparecida, para que el Consistorio lo dedicase a fines análogos a la voluntad de los testadores.

En todo este proceso, tanto la familia como el equipo de gobierno convinieron en que el beneficio debía recaer directamente sobre personas mayores desfavorecidas.
La alcaldesa Misericordia Sugrañes y el concejal Arturo Pons Reurer se reunieron en su momento con los técnicos del área de Servicios Sociales para tratar de definir un uso concreto para una herencia que se ha pretendido que beneficie a más de un usuario y cuyas mejoras puedan prolongarse el máximo de tiempo posible. Las últimas inversiones se han ejecutado de común acuerdo con el concejal del área, Llorenç Cardona.

El Ayuntamiento reitera el agradecimiento en nombre de toda la población por la generosidad y la actitud benefactora demostrada por los cónyuges Juan Reurer y Elvira Maurelo. No es la primera vez que se produce un legado de estas características. De hecho, el propio edificio que cumplió como hospital y que hoy aloja la Escuela de Adultos, fue donado en su día al Ayuntamiento.


Publicar en facebook  Publicar en twitter  Publicar en google+
 
Destaquem...
   
Carpeta Ciutadana
L'any 2020, els períodes de cobrament voluntari dels tributs municipals de caràcter anual són els següents:

Primer Període:  del 16 de març al 15 de maig

  Impost sobre vehicles
  50 % de l'impost sobre béns immobles (IBI)

Segon Periode: del 15 de juliol al 15 de setembre
  50 % de l'impost sobre béns immobles (IBI)
  Impost sobre activitats econòmiques (IAE)
  Taxa control d'animals de companyia amb obligació de vacunació (cans)
  Taxa per servei de recollida i tractament de fems
  Taxa per serveis de cementiri municipal
  Taxa per entrada de vehicles
  Taxa per parada de taxis
  Taxa per ocupació del domini públic
  Vedats de caça

Els rebuts domiciliats es carregaran els dies 4 d'abril i 3 d'agost, respectivament.
Agenda Local
Avanç Revisió PGOU
Pla de Desenvolupament Turístic d'Alaior
Programa Festes Sant Llorenç 2010
Xarxa de Biblioteques de Menorca
NOU PLA DE DINAMITZACIÓ COMERCIAL ALAIOR
Rutes saludables a Alaior
IDE menorca
GUIA D’ACOLLIDA PER A PERSONES NOUVINGUDES
Política de Medi Ambient
Som d'Alaior
Disfruta-lo
MANIFEST 700 ANYS
RSU


Horari atenció de dilluns a divendres de 8.00 a 14.00h i dimecres de 16.00 a 19.30 h